Eco-tips

REDUCE TU CONSUMO DE PLÁSTICO: CONSEJOS PRÁCTICOS​

Actos sencillos que tienen gran poder.

Bolsas para frutas y verduras

Estamos actualmente descartando cerca de 3000 millones de bolsas al año en el mundo, o sea, 2 millones de bolsas por minuto.

Lleva tus propias bolsas cuando vas de compras. Es simple cuestión de crear el hábito.

Guantes desechables

Su uso crea una falsa ilusión de protección contra el covid-19 cuando -para quienes no trabajamos directamente en el área de la salud pública- el simple lavado de manos frecuente o la desinfección con alcohol son medidas más que suficientes.

Higiene dental 

Consumimos y descartamos cerca de 30 mil millones de cepillos anuales no reciclables. Los cepillos de bambú son una opción, pero los cepillos eléctricos son otra alternativa pues no se descartan.  El hilo dental también es un problema por su composición y por sus empaques. ¿Por qué no utilizas hilo grueso de algodón?

Desodorantes

El bicarbonato de sodio y el limón combaten directamente a las bacterias que producen mal olor. Solo tienes que frotarte un poco del polvo humedecido, o con la parte de interna de la cáscara cítrica.  Otra opción eficaz es la piedra de alumbre. Sólo debes dejarla en agua mineral tres días, la cuelas, la envasas en frasco de vidrio con roceador y ¡listo!

Higiene fenemenina

En promedio, las mujeres que usan toallas sanitarias generan 60 kg de residuos de este artículo durante su vida, lo cual equivale a 100.000 toneladas de desechos al año en el mundo (Naciones Unidas).  Pero existen alternativas como las copas menstruales de silicona y las toallas de tela lavables naturales.

Cosméticos

Los productos cosméticos no solamente generan basura por sus empaques, sino que son una fuente importante del microplástico  que llega al mar. Las microperlas  que agregan a los productos son tan pequeñas que atraviesan los filtros de los sistemas de manejo de agua residual.  Ponle atención a la composición de los productos que compras.

Esponjas de aseo

Las esponjas disponibles en los supermercados están generalmente hechas de fibras plásticas y son distribuidas en envolturas de plástico.  

En las plazas de mercado tradicionales puedes comprar esponjas hechas a base de fibras orgánicas como el esparto y el luffa, a la que en Colombia llamamos comúnmente “estropajo”.

Desinfectantes caseros

El bicarbonato de sodio, el vinagre y el limón cumplen la misma función que los productos comerciales que combaten las bacterias presentes en las superficies.  Te evitas así los empaques en que los distribuyen y los efectos nocivos de los aditivos aromatizantes.

Las escobas

Las escobas plásticas duran poco, se rompen y pronto terminan descartadas en los rellenos de basura donde se quedan para siempre.  Cuando visites una plaza de mercado, busca las tradicionales escobas a base de fibras naturales que usaban nuestros abuelos. Son muy actuales.

Scroll to Top
Abrir chat
Planeta ConSentido
Hola
¿En qué podemos ayudarte?